ALOJAMIENTO EN CASA CUEVA

Muchos de vosotros os preguntaréis, ¿Cómo es eso de dormir dentro de la tierra?. Pues es una suerte. La cueva fue la primera vivienda natural del hombre y para todos los que habitamos el norte de Granada tener una casa cueva es un lujo. Vivimos en una zona con un clima duro, en invierno las temperaturas son bajas y en verano, el calor aprieta. Pero la casa cueva es sinónimo de adaptación. Dentro la temperatura se mantiene constante durante todo el año y no se necesita aire acondicionado, ni chimeneas, aunque estas últimas siempre las utilizamos, porque acercarnos al calor de la chimenea y disfrutar de la compañía de los seres queridos siempre es un placer.

Nos encantaría que vivieses la experiencia de alojarte en una de nuestras cuevas de estilo rústico. Son alojamientos que disponen de las mismas comodidades que una vivienda convencional con el encanto de ser una cueva. Todas tienen cocina completa (con hervidor, cafetera, tostador, horno, microondas…), cuarto de baño, salón con chimenea, habitaciones y porche.
En nuestros alojamientos podemos ofrecer una capacidad máxima de 12 personas en cama y un sofá cama de matrimonio donde cabrían 2 personas más.

CUEVA SALAMANQUESA
Cueva de dos dormitorios con cama de matrimonio, cocina completa, salón con chimenea, baño y terraza.
Incluye sabanas, mantas, toallas y papel higiénico, lavadora, tostador y cafetera.

CUEVA PIEDAD
Cueva de cuatro dormitorios, uno con cama de matrimonio y los demás con dos camas individuales. Salita con sofá cama, cocina completa, salón con chimenea y baño.
Incluye sabanas, mantas, toallas, papel higiénico, lavadora, tostador y cafetera.

 

error: Content is protected !!